¿Sabías que el Milagro de los Corporales de Daroca ocurrió en Chiva? (I)

13.10.2021

El milagro de los Corporales de Daroca, sucedido en el siglo XIII (se presume que sobre 1238), en el marco de la conquista cristiana de la península y convirtió a esta villa aragonesa en un importante lugar de culto y peregrinación. Pero, aunque las reliquias se conservan allí, en la magnífica basílica de Santa María, el milagro ocurrió aquí, en nuestro pueblo, como se recoge en la llamada "Carta de Chiva", documento de 1340 enviado por el concejo de esta localidad y que se guarda en el Archivo Colegial de Daroca.

Este es el primero de los relatos que se refieren a este milagro eucarístico de transubstanciación y viene certificado por el notario de Chiva en ese momento: Domingo Agüero. Sin embargo, otras controvertidas narraciones bastante posteriores, convertirán a Xiva en Xiu y trasladarán el escenario a Llutxent, con argumentos muy cuestionables. Pero de esta polémica hablaremos más adelante, ahora vamos a limitarnos a reproducir esta carta que sirve de contestación a una solicitud de los canónigos de Santa María, donde se exigiría constancia o prueba documental del milagro y que no se ha conservado; el testimonio público más antiguo y el único oficial. En concreto hemos seleccionado la transcripción que aparece en el Archivo de la Universitat Jaume I de Castelló y, por su longitud, la vamos a publicar en dos partes:

1340, julio 6. Xiva

A los honrrados e discretos el sacristán e los calonges de la eglesia de Sancta María de la villa de Darocha, et homnes buenos del conceio del dito lugar.

De nos don Guillem Serra, alcayde e bayle del castiello e de la villa de Chiva, et don Bernat de Alcoleia rector, e don Johan Marín justicia, e don Yagüe Esquierdo, e don Ramón Maestre, jurados; e don Johan Catalán e don Paschual de Garavaya e don Domingo Marín, e los homnes buenos del concello del dito lugar.

Salut e honor.

Femos vos saber, nos aver recebida una letra, la qual a nos fue presentada por Miguel Pérez Cabrarizo, vecino de Darocha, mandadero vuestro, la tenor de la qual es aytal:

"Venerabilibus et discretis alcaldis, clericis, et [probis hominibus] concilii ville [de Chiva].

Sacrista et canoniçii Sancte Marie ville Daroche.

Salutem, et siquid gracius poset miti prudenciam vestram credimus non latere qualiter olim paulo prius ante capcionem Valencie civitatis, domino Jacobo Aragonum rege regnante, prope dictum locum de Chiva dicti domini regis [exercitu obsidente] contra barbaras naciones, missam ibidem a Dey servicium quodam presbitero celebrante verbis consecratis pro[fer]tis propter multitudinem et tumultum sarracenorum festinanter contra [christiani] fideles veniencium ad batallam, Christi corpus non potuit elevare, set conservata ostia diligenter consecrata inter corporalia in quodam [formagali rupuint] ne si forte sarraceni devinctorem christianos per sarracenos iminenter poset tractari. Tandem Dey misericordia sarracenis devictis ydem clericus voluit recuperatis corporalibus et [calice] perficere misam, et cum vellet corpus Christi elevare invenit hostiam consecratam transuberatam in carnem visibiliter et sanguinem Dey verum. Que quidem cor[poralia incorrupta trasmisa sanguinis] [..... ..... ..... ..... ..... ..... .....] in prefacta sancta eclesia [..... ..... ..... ..... ..... .....] venerabiliter [..... ..... ..... .....] fide[.....] audiverimus [..... fideliter] presumamus vos habere istoriam de premissis, vos requirimus et atente rogamus quantum per Micahelem laycum et operarium nostre ecclesie supradicte presencium portatorem, nobis trasumtum dicte istorie ad Christi servicium transmitatis. Promti enim sumus pro vobis et vestrum quolibet facere quidquid cedat ad vestri servicium et honorem, rescribentes nobis per vestras literas nobis gratas de vere de vobis confidimus per via caritate, quod vobis decet et vestre placuerit voluntati.

Data Daroce die lune computata sexto kalendas julii anno Domini millesimo CCCº. XLº.

A la qual vos respondemos que a nos es cierto por testimonios dignos de fe, asín christianos commo moros, de los quales algunos d'ellos an memoria de novanta annyos e más, e andy de sixanta annyos e de más, que huyeron dezir a lures padres e a lures ahuelos e a otras personas, que en el tiempo que el regno de Valencia era poblado de moros, el noble don Berenguer d'Entença en el tiempo trespasado defuncto, con conpanyía de homnes de cavallo e de pie, e con las universidades de los lugares de Calatayud, e de Darocha, e de Theruel, e de algunos otros lugares del regno de Aragón, fazían entradas en el dicto regno de Valencia, e d'aquí trahían grandes cavalgadas de bestiares e de moros.

Et cascuna vegada que entravan en el dito regno albergavan en el pueyo en el qual agora es hedificado el castiello de Chiva, de la qual cosa los moros habitantes en el regno sobredito se tenían por malandantes.

(Continuará...)


*Imagen extraída de: daroca.info. Carta de Chiva, conservada en el Archivo Colegial de Daroca. Escrita sobre un pergamino de 604x758 mm, con tres sellos de cera que corresponden al baile, el rector y el concejo de la villa de Chiva.



JCM

Centro de Estudios Chivanos (CECH)