¿Sabías que existe un grabado que muestra las ejecuciones de Nacionales por Cabrera en el claustro del desaparecido convento de San Luis Obispo?

28.10.2021

Encontramos en la Universidad de Navarra un grabado coloreado a mano, anónimo y sin fecha (que reproducimos), que hace referencia a uno de los sucesos más cruentos ocurridos en nuestra villa, al margen de las diferentes batallas que se han vivido aquí, por su histórica situación estratégica. Nos referimos a los fusilamientos que protagonizaron las tropas carlistas, al mando del general Cabrera ("El tigre del Maestrazgo"), de veinticinco milicianos nacionales (27 según algunas fuentes), en el transcurso de la primera Guerra Carlista (1833-1840).

Como nos desvela el especialista David Mújica Miró, en el número 8 de la publicación cultural Átame, el suceso ocurrió el primero de abril de 1836, cuando la columna carlista de unos 3500 infantes y unos 350 jinetes entra en nuestra población, tras saquear Liria y hacer prisioneros a los mencionados milicianos. Según Mújica Cabrera dividirá a los desdichados en dos grupos, metiendo en el convento franciscano de San Luis Obo a doce de ellos, donde serán torturados hasta la muerte, "presentando disparos en las rodillas, genitales cortados, bigotes quemados, heridas de lanza o puñales clavados"; mientras que los restantes serán fusilados a fuego graneado frente al Ayuntamiento.

Precisamente esa cruel ejecución en la vía pública se representa en una famosa estampa, también de artista anónimo, que se reproduce en diferentes publicaciones, como la citada. Ahí se puede ver los edetanos tendidos en el suelo mientras un pelotón sigue abriendo fuego contra los cuerpos vencidos, mientras algunos vecinos presencian la escena. Sin embargo, en el grabado menos conocido y que hemos detectado en Navarra, la acción que se recrea es la que ocurre en el interior del monasterio; en su claustro.

De ahí, el gran interés que nos despierta la ilustración ya que, por una parte, documenta ese "Acto horrible de inhumanidad ejecutado por Cabrera con los Nacionales de Liria y otros pueblos en Chiva" que subraya la leyenda al pie del grabado; por otra podemos visualizar un parte del grandioso edificio religioso que se erigía en la actual plaza Gil Escartí (antes plaza del Convento) y continuaba hasta la "Carreterica Cheste".

Sí tenemos fotografías de la parte externa del monumento del XVII que, después de la desamortización de Mendizabal en 1835-36, se usó como edificio multifuncional, albergando ayuntamiento, cuartel de la Guardia Civil, colegio, teatro (en lo que fue iglesia del recinto monástico), o cárcel; pero no teníamos ninguna imagen de su interior. Así, aquí aparece el espectacular claustro clasicista, con doble galería porticada en dos plantas y cuyo patio interior, donde se desarrolla el martirio, debió ser bastante grande. De hecho, sabemos que en él se almacenó la madera que se usó para construir el templo parroquial de San Juan Bautista, como refleja el libro de fábrica de éste.

De esta forma, y si el artista que dibujó la escena fue fiel a la realidad, plasmando la ejecución y el edificio fielmente, nos encontramos ante un documento único para el conocimiento de nuestra historia. Lástima que, como ha ocurrido con gran parte de nuestro patrimonio material, este edificio franciscano emblemático se destruyera y no podamos corroborar, in situ, la completa veracidad del grabado.

JCM

Centro de Estudios Chivanos (CECH)